Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Idiomas

LOGOTIPO8
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Idiomas

LOGOTIPO8

Ruanda y el próximo Sínodo de la Amazonia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print
ruanda

Este mes de abril se cumple 25 años del más rápido y cruel de los genocidios ocurrido en nuestros días: 800.000 muertos en 100 días.

Mujeres, niños, ancianos y todo lo que fuera de la tribu de los Tutsis fue implacablemente asesinado a machetes por la tribu de los Hutus en abril y parte de mayo de 1994.

¿Cuáles son las diferencias raciales entre hutus y tutsis? Probablemente el 99% de quienes no pertenecemos a ninguna de las dos tribus, podamos distinguir a unos de los otros. Ellos se parecen en todo, color, raza, costumbres, vecindad, etc.

Sin embargo el odio tribal fue más fuerte que las semejanzas y dio lugar a una espantosa ola de muertes que, pasados 25 años el mundo recuerda atónito.

¿Cuál es la relación de este hecho con el próximo Sínodo de la Amazonia?

A primera vista pareciera que no existe. Son distintos Continentes, se refieren a distintas poblaciones, de distinto color, etc. No obstante existe una profunda cercanía, pues tanto los pueblos de la Amazonia cuanto los de Ruanda son tribus que viven de acuerdo a sus costumbres y usos inmemoriales y parecen haber sido poco influenciados por las sociedades occidentales.

Además de lo anterior, ambos pueblos hacen parte de las zonas más carentes del Planeta, no viven un ideal “consumista”, evitando ser competitivos. Estas características los colocan en el “ideal” buscado por el Sínodo de la Amazonia.

 En efecto, de acuerdo con el Cardenal Barreto, miembro del Consejo Presinodal y Vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica – REPAM “En realidad es muy claro que esta vida sobria que propone el Papa Francisco en la Laudato Si, cae por su propio peso. El ritmo consumista, este sistema tecnocrático, que pone en primer lugar el lucro y el uso abusivo de los recursos naturales, hace que no sea viable. (…)  el Sínodo amazónico va a ser un banco de prueba, de examen, para la Iglesia hoy, no solamente para la región amazónica, sino para todo el mundo.

Tal idealización, hace con que los pueblos tribales dejen de ser “enseñados” y pasen a ser los “enseñantes”. El mismo Cardenal afirma al respecto: “En ese sentido, hay algo muy importante que es aprender, y aprender a escuchar, porque normalmente la Iglesia simplemente predicaba, no escuchaba. Incluso el Papa Francisco en Puerto Maldonado dijo, les pido a ustedes que ayuden a sus obispos y sacerdotes y a todos los agentes pastorales a que sean uno con ustedes. Y esa es la metanoia, la conversión, la Iglesia tiene que convertirse a ellos, dejarse tocar por ese sufrimiento, por ese abandono, por esa situación de descartables, como muchas veces se piensa de la Amazonía”.

Como consecuencia de ese abandono de la misión docente de la Iglesia, los organizadores del próximo Sínodo se jactan de que en el último medio siglo no han existido conversiones al catolicismo por parte de los indios amazónicos.

Al contrario, los responsables de las misiones cada vez más aparecen con indumentarias que no les son propias ni por su condición eclesiástica, ni por su raza, ni si quiera por su edad. Se camuflan como indígenas, lo que ciertamente deberá producir más risas que verdadera sintonía con los indios auténticos.

Tal unilateralidad a favor de los usos y costumbres de los pueblos tribales los hacen cubrir con un manto de olvido que hacen parte de esas mismas costumbres ancestrales,  el homicidio, el canibalismo, el infanticidio y el exterminio de los que no sean iguales a ellos. 20-12-2017

El genocidio de Ruanda ocurrido apenas hace 25 años atrás no viene a llamar a la realidad. Todos los pueblos, tribales y no tribales, están constituidos de hombres y mujeres concebidos en pecado original y en consecuencia de ellos, todos tienen inclinaciones al mal, al vicio y al error. Y esta condición caída del género humano es igual para todos en todos los tiempos.

Si los Pastores, auto engañados por una visión idílica de los pueblos originarios, abandonan su misión docente, ellos no está no sólo traicionando su misión, sino que perjudicando a esos mismos pueblos, pues los mantienen en la práctica de sus  vicios y errores.

Es lo que precisamente ocurrió en Ruanda. La población Tutsi quiso refugiarse en una iglesia Católica, esperando que al menos así pudiesen ser respetadas sus vidas. Sin embargo, los asesinos que no habían sido debidamente catequizados, no supieron respetar ni la inviolabilidad del templo ni el derecho sagrado de la vida y los asesinaron fríamente entre los bancos de la iglesia.

El actual Presidente de Ruanda, Paul Kagame, acaba de decretar 100 días de luto nacional por este genocidio y está impulsando la reunificación de ambos pueblos, uniéndolos en el adelanto del nivel de vida y el impulso económico y técnico de su país.

Ciertamente los neo misioneros de la Amazonia verán con indignación el hecho de que los Tutsis y Hutus sean introducidos en el “consumismo” que ellos condenan. Pero ¿cómo salir del círculo vicioso si los mismos misioneros renuncian al papel de auténticos evangelizadores?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
42 ⁄ 21 =